Polaco

Logo Garcia Moron
Una de las diferencia que hay entre un aceite virgen extra filtrado a uno sin filtrar es que su sabor es más suave que un aceite sin filtrar que tiene un sabor más intenso

¿Es mejor un aceite virgen extra filtrado o sin filtrar?

El filtrado es una parte opcional del proceso de elaboración del aceite de oliva, este se suele hacer de una manera para que no se alteren las propiedades del aceite natural. Lo único por lo que se realiza es para eliminar pequeñas partículas y humedad que tenga el aceite de oliva después del proceso de elaboración. No afecta a la calidad del mismo ni hace que pierda propiedades, lo que puede hacer es que cambie ligeramente el sabor del aceite. Por lo que no hay gran diferencia entre un aceite virgen extra filtrado o sin filtrar, pero algunas pequeñas diferencias sí que tienen.

No hay gran diferencia entre un aceite virgen extra filtrado o sin filtrar

Una de las diferencias que hay entre un aceite virgen extra filtrado a uno sin filtrar es que su sabor es más suave que un aceite sin filtrar que tiene un sabor más intenso. También es verdad que se suelen ver mucho más aceites filtrados en los supermercados y que se suele comprar los aceites filtrados, ya que tienen un aspecto más brillante y limpio. Al final el consumidor promedio la mayoría de lo que come le tiene que entrar por la vista y parecer bonito. Otro de las ventajas que tiene un aceite de oliva virgen extra filtrado es que suele tener más tiempo de vida en el envase al mantener durante más tiempo sus atributos, al contrario que el aceite sin filtrar porque sus impurezas pueden provocar fermentaciones que deterioren la calidad del producto de forma acelerada. Y en la cata del aceite virgen extra sin filtrar, cuando está en la boca da una sensación de suciedad.

Entonces lo que siempre se ha dicho de que es mejor un aceite de oliva virgen extra sin filtrar al no alterarse nada y ser 100% natural es un mito, es falso. Como ya has podido ver tienen pequeñas diferencias entre uno filtrado y uno sin filtrar, ya es a gusto del consumidor. Pero lo normal es que le termine gustando más un aceite de oliva virgen extra filtrado por su sabor suave y también porque dura más tiempo.

Una de las diferencia que hay entre un aceite virgen extra filtrado a uno sin filtrar es que su sabor es más suave que un aceite sin filtrar

Pero el aceite de oliva virgen extra sin filtrar no solo tiene cosas peores que el filtrado, tiene algunas ventajas sobre él. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra sin filtrar tiene polifenoles adicionales al filtrado y esto es algo bueno ya que es un antioxidante que se suele desear en la dieta diaria de las personas. También al tener pequeñas partes de agua tiene polifenoles polares como apolares. Y el color verde turbio que tiene hace sentir seguridad al consumidor de que es un aceite fresco y que se ha producido en la última tanda de aceitunas, ya que este aceite no suele durar mucho tiempo.

Tras esto podemos decir con seguridad que da igual si eliges un aceite de oliva virgen extra filtrado o sin filtrar, porque ambos son iguales prácticamente. Depende más del uso que le vayas a dar y si has probado ambos, elegir el que más te haya gustado sin tener que guiarte por nadie ya que tienen los mismos beneficios para la salud el filtrado o el sin filtrar.

Comparte esta noticia:

Últimas noticias

Newsletter

Ir arriba